Los perros también sienten celos

Cuando nos decidimos a adoptar o comprar un perrito, debemos tener en cuenta que son seres vivos como nosotros y que a pesar de no poder hablar, tienen sentimientos y tal como nosotros tienen la capacidad de amar y sufrir. Es por esto que debemos manejar un entorno sano para ellos también, cuidándonos de no hacerlos pasar por situaciones demasiado estresantes; ellos también pueden presentar enfermedades nerviosas. Así como con el estrés, hoy se sabe que los perros sufren de celos por sus dueños, hoy en Bull Terrier hablaremos sobre los celos en los perros.

Para nuestros compañeros sin voz, la manera de expresar sus emociones es por medio de las acciones y conductas, a las que si prestamos atención podremos darnos cuenta de lo que están sintiendo en ese momento. Hoy empezamos a perder poco a poco la fea costumbre de considerar a los animales como seres carentes de sentimientos y sensaciones como las nuestras, lo que ha hecho avanzar a pasos agigantados la mejor comprensión hacia los animales y sus experiencias de vida.

Si bien es cierto que pueden sentir miedo, desesperanza, ansiedad y hasta celos, los animales no tienen como nosotros el sentido ético de las cosas; pueden sentir amor sin darle el calificativo de correcto o incorrecto.

Cuando la familia nuclear vive con un perro como mascota única y llega un nuevo integrante, ya sea otra mascota o un bebé, el perro o gato pueden llegar a sentir celos y cambiar muchas de sus actitudes hacia nosotros ya que pueden sentirse desplazados o reemplazados. La mejor manera de ayudar a los perros o mascotas en general a aceptar la llegada de un nuevo integrante de la familia, es no quitarles la atención cuando éste se encuentre a los alrededores, por ejemplo, cuando tenemos un nuevo bebé, si el perro se acerca es porque siente la curiosidad de saber quién es, se recomienda ponerle atención al perro a la vez que se le da al bebé para que pueda entender que serán compañeros de morada.

En ocasiones nuestra mascota no sabe cómo expresar su inconformidad, esto se puede traducir en travesuras inusuales que pueden hacernos enojar, esto es algo que hacen para llamar nuestra atención y debemos saber cómo reaccionar ante estos desplantes emocionales; la manera menos recomendada es el castigo físico, esto no solamente lastima al perrito o gato, sino que le crea sentimientos de rechazo hacia el integrante de la familia.

Lo más recomendable es tenerles paciencia y amor, educarlos y comprenderlos, saber que va a costar tiempo y trabajo, pero la mejor recompensa es ver a nuestros seres amados en una convivencia sana.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>